jueves, 29 de julio de 2010

Matrimonio Igualitario


Ahora ya esta. La ley se promulgo. y todos y todas tenemos los mismos derechos ante la ley, en cuanto a formar matrimonio con sus derechos y obligaciones. Y me parece bien. Todos somos iguales y merecemos los mismos derechos. Pero en la discusión hubo algo que podría haberse echo de otra manera, y que igualmente habría tenido el mismo efecto sin vulnerar el reclamo de ningún sector. El Matrimonio es un sacramento religioso, y por lo tanto, creo en mi humilde entender, que no debió figurar como palabra clave en el Código Civil para las uniones ante la ley. Lo que quiero expresar es que ante la ley debió usarse una figura como la Unión Civil o cualquiera otra para que la personas se unan (todas, homosexuales y heterosexuales) y que cada uno tenga la libertad (que tanto se pide hoy) de unirse en "matrimonio" según su convicción religiosa, si tenia esa necesidad. Hubiera sido lo mejor, creo, y de esta manera no se habría afectado intereses de los grupos religiosos. Y todos hubiéramos tenido de igual manera los mismos derechos ante la ley. De igual manera, bienvenida la inclusión de las minorías, eso nos hace un país más justo.

1 comentario:

  1. Muy atinado el comentario,lo importante es que TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY

    ResponderEliminar