viernes, 30 de julio de 2010

Inseguridad Bancaria


Horror, espanto, dolor, impotencia, angustia. Esto nos produce la salidera bancaria que sucedió ayer en la ciudad de la La Plata. Una mujer embarazada baleada y su hijo por nacer malherido. Un embarazo que estaba a término. Una familia que fue a buscar un dinero para comprar su casa, para que su hijo por nacer tuviera un techo.Todo era una fiesta. La fiesta de la vida. Gente de trabajo vio. Como Ud., como yo. No hay derecho. No había necesidad de tanta saña. No hay códigos. No hay más valores. Ya no importa nada.
Hoy por hoy la criminalidad nos asecha, pero hay que detenerse un minuto en este tipo de hechos que sin ninguna duda, en la mayoría de los casos puede o es necesario que haya connivencia de empleados bancarios o de gente que desarrolla las tareas en en estas instituciones. La responsabilidad de la entidades en este tipo de hechos es insoslayable, ya sea por hechos de acción o de omisión. Alguien da el dato. Puede que no sea un empleado o alguien que trabaje en la entidad, puede ser una persona que este de incognito, tratando de observar los movimientos de los demás, para luego realizar el ilícito, pero en ese caso los bancos pecan de inseguros, y en este pais las entidades bancarias ganan mucho, pero mucho dinero como para no brindar seguridad en las transacciones. Algo habrá que hacer, algo habrá que reformar, siempre con la sangre derramada, siempre después. No sirve. Sino preguntenle al padre de ese bebe. A Dios rezar por esas vidas. A todos nos pudo pasar.

1 comentario: