viernes, 30 de julio de 2010

Inseguridad Bancaria


Horror, espanto, dolor, impotencia, angustia. Esto nos produce la salidera bancaria que sucedió ayer en la ciudad de la La Plata. Una mujer embarazada baleada y su hijo por nacer malherido. Un embarazo que estaba a término. Una familia que fue a buscar un dinero para comprar su casa, para que su hijo por nacer tuviera un techo.Todo era una fiesta. La fiesta de la vida. Gente de trabajo vio. Como Ud., como yo. No hay derecho. No había necesidad de tanta saña. No hay códigos. No hay más valores. Ya no importa nada.
Hoy por hoy la criminalidad nos asecha, pero hay que detenerse un minuto en este tipo de hechos que sin ninguna duda, en la mayoría de los casos puede o es necesario que haya connivencia de empleados bancarios o de gente que desarrolla las tareas en en estas instituciones. La responsabilidad de la entidades en este tipo de hechos es insoslayable, ya sea por hechos de acción o de omisión. Alguien da el dato. Puede que no sea un empleado o alguien que trabaje en la entidad, puede ser una persona que este de incognito, tratando de observar los movimientos de los demás, para luego realizar el ilícito, pero en ese caso los bancos pecan de inseguros, y en este pais las entidades bancarias ganan mucho, pero mucho dinero como para no brindar seguridad en las transacciones. Algo habrá que hacer, algo habrá que reformar, siempre con la sangre derramada, siempre después. No sirve. Sino preguntenle al padre de ese bebe. A Dios rezar por esas vidas. A todos nos pudo pasar.

jueves, 29 de julio de 2010

Matrimonio Igualitario


Ahora ya esta. La ley se promulgo. y todos y todas tenemos los mismos derechos ante la ley, en cuanto a formar matrimonio con sus derechos y obligaciones. Y me parece bien. Todos somos iguales y merecemos los mismos derechos. Pero en la discusión hubo algo que podría haberse echo de otra manera, y que igualmente habría tenido el mismo efecto sin vulnerar el reclamo de ningún sector. El Matrimonio es un sacramento religioso, y por lo tanto, creo en mi humilde entender, que no debió figurar como palabra clave en el Código Civil para las uniones ante la ley. Lo que quiero expresar es que ante la ley debió usarse una figura como la Unión Civil o cualquiera otra para que la personas se unan (todas, homosexuales y heterosexuales) y que cada uno tenga la libertad (que tanto se pide hoy) de unirse en "matrimonio" según su convicción religiosa, si tenia esa necesidad. Hubiera sido lo mejor, creo, y de esta manera no se habría afectado intereses de los grupos religiosos. Y todos hubiéramos tenido de igual manera los mismos derechos ante la ley. De igual manera, bienvenida la inclusión de las minorías, eso nos hace un país más justo.